h1

Últimos Ejercicios Espirituales

De las anotaciones íntimas de la Madre   María de San José, comprendidas dentro de las que constituyen la preparación de su muerte, transcribimos las que corresponden a los últimos Ejercidos Espirituales que practicó en su vida. Estos Ejercicios fueron dados por el P. Arreola, del 1 al 7 de Mayo de 1952, dos meses antes de su muerte.

Mis disposiciones: abrirme a la Voluntad de Dios, tal como El pide de mi: absolutamente.

Idea central: Amar esa divinísima voluntad.

Procuraré estar sola en Ejercicios, evitando los estorbos para la perfección, para poder salir transformada.

Primer día: Principio y Fundamento

Sólo a El le pertenezco y por lo mismo, debo querer lo que El quiere, así sea agradable o desagradable a mi naturaleza; debo en todo traer a la memoria mi felicidad de dependencia absoluta de Dios. Por lo tanto vencer mis repugnancias y resistencias, y alegre reconocer mi principio y mí fin.

De El vine, a El voy, mientras vivo con todos los acontecimientos, sólo debo ver medios adecuados y muy a propósito para ir a Dios.

Ya no ver diques en las contradicciones. Soportar en paz los diver­sos caracteres, y distintas educaciones. Si Dios es la Suma Perfección y pasa como inadvertida mi maldad e imperfección, ¿cómo no dejar pasar los de­fectillos menores que los míos?

Guardar ante todo la paz del alma y tener en Cuenta que si ésta mis­ma toma Jesús por alguna circunstancia, para mí debe ser el buscarlo y volverlo a merecer, un medio que Jesús ha puesto en mi camino. Fíat.

Se me propuso en la tarde el fin que Dios se propone para nosotras al damos la facilidad de los Ejercicios. Cómo debemos aprovecharlos.

Los siento pesados como nunca, y no obstante mi voluntad los acepta plenamente; los haré lo mejor que pueda. Siento incomprensión por una parte y mucha comprensión en los que me ayudarán, así que, no temo ¡Mi barquichuelo roto! saldrá a flote a las orillas del mar tempestuoso.

Día 2 de mayo. 2º. Día de Ejercicios. Pecado

Lo que más me impresionó fue la demostración hasta la evidencia de que el pecado es un dique, una barrera infranqueable entre Dios y el que peca…

Me vi con mis pecados, frente a Dios… Es terrible pensar que por una nonada pueda yo misma separarme así de mi Dios… ¡Serias resolu­ciones se han formado de esto!

Atención a Dios de quien dependo en cada una de mis acciones, dár­selas y muy limpias, teniéndolo a El siempre presente. Vigílarme para huir del pecado.

Siento en mí, y aún lo descubro, un hábíto de resistir el pecado, gra­cias a Dios, pero recordaré la advertencia del Maestro: “Vigilad y orad pa­ra que no entréis en tentación”.

Tarde.-Pecados vistos en distintas clases de personas… Los ánge­les, nuestros primeros padres, y el de una persona muriendo al cometer su primer pecado mortal.

Yo… ¡cuántos he cometido … y actualmente se me absuelve tan se­guido… y siempre peco. .. y siempre se me perdona y se me espera.

3 de mayoi,3er. Día de Ejercicios. Muerte

Es verdad de fe… es castigo del pecado, sucede día a día en las más variadas formas… se me ha anunciado su proximidad, ¿qué concepto for­mo de todo esto? Para mí la muerte será el acto que más me acerque a Dios, el acto que corte mis ataduras a la tierra, el acto que me libere del peligro de pecar… No temerla, sino prepararme a ella.

La mejor preparación será arrojarme a las manos de Dios al ser lla­mada, segura de que la circunstancia y el momento más oportuno para mí es el que El determine. Haré mis acciones, cada una como si fuera la última.

Juicio Particular… en seguida de mi muerte… a mi sola… y de allí dependerá mi eternidad.

El juicio puedo prepararlo viviendo en estado de gracia y con pura conciencia.  ¡Qué dicha! seré juzgada por mi Divino Esposo, a quien me di y por quien sólo vivo…

Infierno… Castigo del pecado… únicamente del pecado no perdona­do… con todos sus horrores y con todos sus diablos, no temer si vivo ale­jada del pecado y perdonada de él… Misericordias Domini in aeternum cantabo.

Día 4 de mayo, 4º. Día de Ejercicios

Me desvío un poco y formo según las Meditaciones del Reino de Cristo y Dos Banderas, formo unos propósitos que veo necesarios en mi camino.

Esforzarme y pedir y cumplir cuanto pueda mis compromisos: Votos, promesas, y oblígaciones de Religiosa.

Manifestarme sólo ante quien deba hacerlo, pues nunca me entende­rán respecto a salud, y sacrificarme pagando con mis pequeños sacrificios lo que crea es deficiencia en comunidad, por mi culpa.

Perder siempre, para ganar a Jesús.

Ser con El su confidente, ir al Sagrario a todo

No desahogarme con criaturas. Pedir constantemente la fortaleza. Ca­llar y esperar mejor tiempo, mejor hora, mejor disposición.

Desprendimiento total de las criaturas por santas que sean. En to­do pensar como hace 30 años: ¡Dios lo quiere! eso baste.

Irme retirando de grado al “Apartado V. D.” (de la voluntad de Dios. Que allí se me encuentre siempre.

Lunes 5 de Mayo, 5º. de Ejercicios

Encarnación del Verbo y Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Me­ditación o contemplación que anonadan, hasta hacer exclamar de admira­ción: ¿por qué tanto amor?

Fructuosísimas, dando como base la humildad, pues llegó después una plática sobre las dificultades en vida de Comunidad, debidas a los di­ferentes temperamentos… y… cómo hube de agarrarme fuerte, muy fuer­te, de la tabla única salvadora de la humildad.

Mis dificultades expuestas, resultaron desvíos de la soberbia … exi­gencias de mi mal carácter, indolencia por debilidad en determinadas cir­cunstancias, apegos a mi propio juicio… permitiendo así N. S. para mi mejor conocimiento propio.

Lo de las demás, compadecido, sostenido y aún elogiado… lo mío, sin razón, despreciado y aun JUZGADO DE GRANDE MALDAD TRAS APA­RIENCIAS DE BONDAD Y MANSEDUMBRE. Exponiendo hasta la evidencia, públicamente, la creencia de haberme canonizado sola!

A la vez, que sentí de momentos de grande turbación, experimenté una invisible fuerza que me sostuvo hasta experimentar en esto la más grande tranquilidad y aun alegría.

Se siguieron muchas luces y propósitos muy decididos… Uno de ellos, amar mi abyección cuando ella fue el medio de conocerme.

Otro, gran confianza en Dios y desconfianza de mí misma. Seguí en gran paz aun en medio de un cansancio de fuerza y energia ATERRADOR. Pero la voluntad se mantiene ENHIESTA.

Otra de las luces que he recibido en Ejercicios y que de mucho me va a servir, Dios mediante, es: recordar que las dificultades en comunidad, no es ni por falta de voluntad, ni menos por rebeldía, sino sólo por la di­ferencia de temperamentos.

Quien llega a dominar o a transformar su temperamento, va ganan­do, ese triunfará con la ayuda de Dios.

A esto se refiríó la plática, completando el examen y encareciendo que éste debe ser parte esencialísima de nuestra vida espiritual.

Respecto al modo de mi examen, sólo me propongo: NO DEJARLO DE HACER y simplificarlo. Por la perseverancia en hacerlo, pienso que he con­seguido EL HABITO EN TODAS MIS ACCIONES DE APARTARME, ABSTRAER­ME DEL PECADO, por lo cual se me simplifica mucho el acto del examen, habiendo contraído la facilidad para renunciar a lo que de malo tenga cual­quiera de mis acciones. No por eso no he caído, SI Y MUCHO pero la prác­tica del examen me da ese fruto.

En la tarde.-Vida de la Sagrada Familia en Nazaret… La obe­diencia de Jesús.

Oh profunda humildad de Jesús que obedece POR MI. ¿Cuál es mi obediencia? Quiero. .. casi… dejar mi cruz.

Martes 6 de mayo, 6º. Día de Ejercicios. Vida Pública de Jesús

Buscar en todo la voluntad y gloria del Padre Celestial. En los ejem­plos de Jesús buscar solución a mis problemas. Mantenerme recogida, firme en mis resoluciones y procurando negarme en cuanto a la naturaleza, para dar gusto a Jesús.

En la plática acabé de convencerme de que mis temores, inquietudes y aun violencias, vienen de los diferentes temperamentos, educaciones, for­maciones de cado uno, que debo ir modelando el mío para mi santificación y bien de la comunidad, no sea que el trabajo por la consecución del bien, se me convierta en mal. Acepto mi abyección.

Miércoles 7 de mayo, 7º. Día de Ejercicios

Día de la transformación, día de la luz, día de serio y dulce y vo­luntario compromiso con Dios: haré en todo y veré en todo su Santísima Voluntad.

Determino mi examen particular: dominar mi carácter… teniendo en cuenta mi temperamento y el de las demás… Perder para ganar… Vida Oculta.

Ahora se empezó el día sobre la pasión… Llegamos hasta la cru­cifixión… Lecturas sobre lo mismo.

Queda el alma empapada de sangre redentora… y ha logrado la muerte de Jesús, hacer vivir mi alma que permanecía muriendo, y he aquí el alma, dado, suavizado… diría curado su mal. Por lo mismo, haz de mí lo que te plazca, siento tu luz, tu ayuda, tu protección; en tus manos estoy.

Tarde.- Resurrección, aparición a los suyos, María su Santísima Madre…María Magdalena… las santas mujeres…. San Pedro…. San Juan, los discípulos de Meaux… todo, todo es amor recíproco, amor de parte de Jesús… amor de parte de sus criaturas.

Después de permanecer en el sepulcro inerme, sin vida, resurge a la vida. Hay que morir para vivir…por medio de mis propósitos: “DO­MINAR MI CARACTER” teniendo en cuenta los temperamentos y demás, y PERDER PARA GANAR, resurgiré a nueva vida.

Ayudadme, Jesús, María y José.

En la meditación del día 8, jueves, todo se volvió amor, y sí para eso la hice, para alcanzarla, sean todos los latidos de mi corazón, amor mi vida, amor mi muerte, AMOR MI ETERNIDAD.

Confesión día 7, Padre Y

La seguridad del perdón en diferentes formas que todas se unifica­ron en una sota: amor y misericordia de Jesús. Calla, alma mía, siente so­bre ti el peso de ella… Haz: por darle cuenta de cuánto se ha derramado en ti, y cómo no deja Jesús piedra por mover cuando se trata de perdonar­te, de moverte, de demostrarte su amor…

Calla, escucha, corresponde a ese amor… cuanto de esto se deriva… es decir: resuelve ser su propiedad.

Calla, corresponde a ese amor… reflexiona y resuelve.

Cómo amarle más y más. Sea este tu único cuidado.

No dejaré día, a ser posible, que no recuerde algo de lo que me volvió la paz en Ejercicios y aprendí en ellos.

Recuerdo de Ejercicios.

Puedo santificarme haciendo abstracción de cuanto me rodea, va­liéndome de los medios exteriores, tanto cuanto …

El éxito, la lucha o el fracaso en un intento, no deben sus factores en mi vida. NINGUNO DE ELLOS, PUES, ME APARTE DE MI DIOS.

En una comunidad, las únicas dificultades son los distintos caracte­res y la diversidad de temperamentos; alerta y no me desanime esta de nin­guna manera.

Al hacer mi examen de conciencia debo ahondar; no sea que tras la apariencia del bien se encuentre el mal.

Debo pasar muchas cosas que a mi modo de ver salen mal, recor­dando qué infinidad de veces, me pasa a mi, Dios… esas o más cosas.

No dar tanta importancia a mi juicio aun cuando ya esté autoriza­do; hay enorme diferencia entre mi criterio y el de otra, sea quien fuere.

La piedra de toque para conocer de qué espíritu es una obra o la ejecución de ella, es la obediencia que va siempre bien mezclada de hu­mildad.

Al hacer uso de un medio de santificación, por perfecto que parezca, debo usarlo CON ENTERO DESPRENDIMIENTO.

Si hay alguno prueba de amor de Jesús, sensible, no engreírme, vol­ver en ofrenda de amor, ese bien o la fuente de donde dimana.

Busco a Dios y tengo que encontrarlo; nada debe arredrarme! no me turbe el no descubrirle donde yo quisiera. ¡Seguiré buscándolo, lo encontraré!

Si todo lo que constituye mi vida ha sido buscar a Jesús, darme o El… ahora que me encuentro un poco turbada por las distintos opiniones, debo sostenerme, buscar quien me sostenga y confiar en que SI LO ENCON­TRARE.

Día 13 de mayo. 8ª. Confesión. Padre Y

Me dijo que no haga caso del decir de nadie, ni tenga en cuenta lo que debo sufrir para estar limpia de mi conciencia, que aproveche lo gracia y pida a él la absolución cuanto veces necesite.

Día 13 de mayo 8ª. Confesión. Padre Y

Con toda su autorización de confesor a quien pido consejo, me man­dó desentenderme de mi cargo, poniéndolo poco a poco en manos de la Rvda. M. Vicaria, ya que así lo permiten y autorizan los Constituciones, yo entre tanto, debo ver por mi alma de manera especial, y por mi salud por obediencia, como precepto impuesto por él a quien me he propuesto obe­decer…

Quedé resuelta, en paz y decidida a cumplir lo que me me indique. Procurará venir cada 8 días para ayudarme. Fial.

Debo yo pensar en el cielo, no en la tierra… Siento como alas para volar cuando alguien me impulsa hacia Dios. ¿Qué son los mejores medios si no me acercan a El? En cambio, cómo se aprecia un medio que aunque pequeño lo acerca a uno a Dios!

Todo es nada si no es lo que a Dios nos lleva… a Dios nos acerca. Y la nada se vuelve gran cosa si nos lleva directamente a Dios… entonces, es lo único necesario, ¡la nada!

He luchado un poco con las opiniones; según ellas, no debo confesarme seguido; hasta creen que pueda perjudicarme espiritualmente; no obstante me sostendré hasta cuando Dios quiera. ¿Qué fuera de mí sin esta fuerza?

Sábado 17 de mayo 10ª. Confesión . Padre Y

No cree conveniente que deje de confesarme o estar preparada, vi­gilante, etc., muy al contrario él me impulsa y asegura su ayuda.

Domingo 18 de Mayo

Expuso nuestro padre en su plática de este día el Sacramento de la Penitencia, su excelencia y manera de aprovecharlo con fruto y a la  vez có­mo no debemos abusar de él,

Yo me turbé un poco y hasta creí que no debería preocuparme más que si no estuviera en peligro, pero vino por lo tarde el Padre Z y…

11ª. Confesión

Me confesé con él en turno de comunidad y me dejó enteramente tranquila y en libertad completa impulsándome a aprovechar este medio cuanto pueda, dejando otras opiniones y criterios, satisfaciendo mi concien­cia viendo que es voluntad de Dios, puesto que me la proporciona.

Me mandó que sostenga el derecho de Superiora, exigiendo se reconozca, y no turbarme porque necesito demostrar la autoridad; qué debo tener en ciertos casos y advertir lo que se hace. En contrario dejaría de cumplir mi deber…

Este día hice una lectura a la comunidad, enlugar de conferencia.

Lunes 19 de mayo. 12ª. Confesión. Padre Y

Dice que haga consistir mi estado de preparación a la muerte en el trabajo constante del propio perfeccionamiento, que quite diques, que allane dificultades; me hizo ver cómo Dios es digno de todo nuestro amor.

Martes 20 de mayo  l3a. Confesión. Padre X

El Padre admira más alma, sé asoma a ella… hace por sos­tenerla y ayudarla… exije de mí rendida obediencia… y como si no bastara, recuerda la obligación del dirigido dando a entender que ha tomado mí alma.

Jesús, tú eres quien me proporciona este bien. ¡gracias! y te ruego fructifique él, dando el ciento por uno; me ordena: reposo, tranquilidad y fe en que él se responsabiliza de mí almo y el estado actual de ella.

Sábado 24 de mayo. 14ª. Confesión, Padre Y

Dice que la devoción al Sagrado Corazón de Jesús salvará mi situación que es: deseo de agradarlo, de servirlo, de amarlo como El quiere ser amado por mí. Que como se juntan los deberes de mi cargo a esa resisten­cia mía para dejar las cosas así hay que esperar a que El obre en las almas a mí confiadas y también la mía que no aspira sino a su amor.

Jesús: si no peco con mis disgustos, desagrados advertencias a las demás, que tanto me inquietan… si no peco, entonces ¿por qué me siento intranquila? Tengo mi pobre corazón algo turbado, no quiero hablar de mi alma ni bien ni mal esperando llegue en ese silencio la paz completa.

Después de reflexionar sobre esto me dije a mi misma: la oración es el rayo de luz que necesito. Oración, oración, oración.

Lunes 26 de mayo. 15ª. Confesión. Padre X

Usted haga todo lo que yo le digo; ahora sólo le añado a lo di­cho que debe confesarse una vez por semana y si a conciencia hay materia grave o gravedad en su estado de salud, llámeme cuanto antes, estoy en lo dicho: yo le ayudaré,

Ouedé satisfecha y más establecida en la paz. He pensado que este padre ayudará mi alma. Jesús, lo que tú quieras, nada má, soy la misma para ti, guíame tú mismo que eres paz, y si mi alma abunda en paz, ¿pa­ra qué quiero más?

Hasta pensé:     obedeceré, así me confieso menos seguido y me arrojo con más frecuencia a tus brazos. Cantaré tu misericordia.

Sigo mi preparación a la muerte en santa paz. Venga cuanto Dios quiera. Debo quitar lo que sea tierra, lo que sea imperfecto. De pronto de­bo contener siempre los ímpetus, debo calmar mi espíritu… vivir santa­mente.

Miércoles 28 de mayo

Hasta hoy día 28, no me he confesado…estoy enteramente tranquila en espera de tu llamada, Jesús… Mi paz me asegura que NO ME CONFIESO por ESCRUPULO únicamente BUSCO ESTAR EN El MAYOR GRA­DO DE TU GRACIA que pueda adquirir para el momento en que me presen­te a mi juicio…Tu gracia, Jesús, me baste.

Y… Jesús: “no quieras desde HOY… MANDAR más mensajero, pues no saben decirme lo que quiero…”

Día 29 de Mayo

El día 29 no me confesé y sufrí mucho por esto, pero no me hice el ánimo a pedir; Dios sabe…

DIA 30 de Mayo

Sea María quien cierre este mes, pesadísimo para mí; así permitió Jesús, que sea; lo quiero yo también. Fiat.

Qué confusión… qué vergüenza! yo, pecando… Jesús, perdóname… ¡Me confesé con el Padre Y. Como siempre muy práctica su manera; debo no tener medianías; todo para Jesús, todo, aun el deber de mantener el derecho de superior, si sea sólo y todo por El.

Dice que no me inquiete cuando después de haber advertido o re­prendido a las hermanas, se inquieten; que debe ser, pues son cosas que mortifican, que es natural, que por esto no me detenga, que es deber mío, que Dios me lo confió y debo cumplirlo.

Sigue ayudándome suave y fuertemente; me anima, juzga convenien­te me exhoneren de cualquier responsabilidad y que yo haga lo que pueda sin esfuerzos. Que me suplan siempre. Confianza en Dios y abandono ab­soluto en su voluntad.

Día 7 de Mayo

Hace poco me confesé, por lo tanto sólo vengo a hacerle consultas sencillamente …

Me siento caída por una fuerza superior. Al caer, no entendí ni quién me tiró ni quien me lanzó con violencia. Y digo esto porque haciendo lo mismo que siempre, valiéndome de los mismos medios y aun usando con­migo de más rigor y esfuerzo dada mi salud, encontré a mi contra todo.

Al llegar de México sentí luego ambiente contrario. Sufriendo hasta lo indecible, mi salud lo llevó, haciéndose necesario eximirme de la obser­vancia en parte.

Esto me desorienta y hace que encuentre trabajosa la vida así; lo que quiero ahora es preguntar a S. R. esto: así … caída…sin fuerzas… herida y aún juzgada, debo permanecer hasta que haya mano amiga que interesada por mi alma la levante?

O soporto todo esto, pensando que es poca cosa si recuerdo lo que soy, para qué vine y cuáles son mis ideales.

Obre usted prudentemente en bien suyo y de la comunidad, cum­pliendo y haciendo cumplir la Regla y obediencias en tal forma que ni se haga sentir.

En cuanto a su alma recuerde que tiene un camino muy suyo: ABAN­DONO COMPLETO EN DIOS.

Día 9 de Junio de 1952 18ª. Confesión. P. X

No hay materia grave para recibir absolución; se me sugirió acusarme de uno de los mayores de mi vida pasada… se me alentó a servir­me de este medio para adelantar en la perfección… Aceptó lo pida como Director Espiritual, prometiendo atenderme…

Me entusiasmó Jesús, con temor ¿será esto duradero? en fin, si tú lo quieres para mí, lo facilitarás allanando los obstáculos. Todo por ti.

Lunes 19 de Junio de 1952. 19ª. Confesión. Padre X

Hasta aquí llegó todo lo que pueda turbarla o inquietarla, de la vida pasada ya no hay nada. Pongamos un punto a todo y empecemos con empeño.

Me impuso como orden terminante no volver a pensar en cosas que me inquieten aún ligeramente. Debo obedecer.

No pensar si lo que hago está bien o no lo está; esté bien hecho o malhecho, todo, pero todo, se me dio para agradar a Dios, por el cuida­do que debo tener de que la intención haya sido recta y pura.

Agradar a Jesús debe ser mi ideal. Toda promesa o voto particular, queda nulificado…He llorado… tú lo sabes, Jesús.

El director dice que todo debe ser cortado, todo otro medio, renuncio… Pero, Jesús: In te Domine speravi, non confundar in aeternum.

Tengo miedo… pero recuerda Jesús que todo, todo ha sido por ti… Tú sabrás. Todo te lo entrego.

Día 23 de junio de 1952. 20ª. Confesión. Padre X

Advierte que no debo confesarme sino cada ocho días y recuerda que es MANDATO suyo no recordar lo que en alguna manera me inquiete de la vida pasada y que dedicándome únicamente a agradar a Días no pien­se si fue bien hecho o mal hecho, que piense si agradé a Dios o no… que­dé con suma paz.

Voy sintiendo el vacío en mí; hasta ahora este padre logra desa­propiarme pronto y fácilmente. Gracias, Jesús.

He leído que; en cualquier asunto “no se debe poner pauta a Díos Nuestro Señor, sino seguir la marcha de la Providencia”. Nos llaman ahora para esto, bien, ahora para esto otro, lo mismo; en todo seguir su dirección.

Después de la demostración de mis temores…

(Sin fecha) 21ª. Confesión. Padre Z.

Me tocó en turno. Quedé con mucha paz

30 de Junio de 1952. 22ª.Confesión Padre X

Después de la demostración de mis temores siempre, me pregunta en qué quedamos; contesta él mismo, recordándome debo dejar todo en olvido y atender a mi salud. Hacer por sentir que no tengo cargo; me insta a obedecer en esto; repite que me obliga a obedecerlo.

No hacer caso de lo que se diga por mis frecuentes confesiones; mi intención es la de vivir más purificada; no abrigar ningún temor ni descon­fianza en Dios; agradecer el beneficio.

Ofrecerle todo a Dios, callando y abandonándole todo a El. En las prescripciones médicas ser exacta.

¡Estoy en paz, Jesús!

Día 8 de Julio de 1952. (Ultima Confesión)

Me confesé con el Excmo. Sr. Obispo. Poco más o menos se forma el mismo criterio de cuanto hay en mí.

Me aconsejó estar tranquila, en paz, sin inquietudes. Yo quedo dis­pensada y aun sin responsabilidad desde el momento en que su Voluntad me manifiesta por su medio que así sea por causa de salud.

Lo que no aceptan algunas, no debe estar en los designios de Dios, cuando permite se obre en contrario.

Yo no intranquilizarme, seguir mi orientación según Dios… lo demás…YA DEJARLO…NO ME PERTENECE… ¡DIOS ES QUIEN HA OBSERVADO NUESTRA CONDUCTA … ! F I A T.

Prácticamente esto fue escrito unas horas antes de la muerte de la Madre, aunque la letra no acusa novedad al­guna. Se conserva firme, espontánea, suave y bien propor­cionada.

La palabra “fiat” que tantas y tan repetidas veces encontramos a lo largo de su diario, como expresión ,de esa  entrega total de ese amoroso abandono en los brazos de Dios que constituye el secreto de la vida espiritual, sirvió aquí para cerrar su vida.

Un “fiat” es la última palabra escrita en su diario, por­que un “fiat” continuo fue la primera preocupación de su vida.

Un “fiat” es palabra que equivale a amor, a sacrificio, a renunciación, a abrazo estrecho en la inmensidad de Dios. Aquello había sido la vida de la Madre. Esto fue su último momento.

Cuando el corazón no puede contener ya la efusión de amor que se derrama por los bordes del cáliz de la vida, ninguna palabra dice más, no hay verbo más elocuente.

Cuando el ángel visitó a María para llevarle el anun­cio de la Encarnación, pronunciada esta palabra, los cielos se quedaron vacíos, el Amor bajó a la tierra, en la naturale­za humana se prendía un retoño de esperanza, de grandeza, de inmortalidad.

La pronuncia la Madre, y esa entrega definitiva y úl­tima, nos la arranca de la tierra, y la funde en el Amor de los Amores, y nosotros seguimos prendidos a aquel Retoño de esperanza, de grandeza y de inmortalidad.

Anuncios

One comment

  1. […] Últimos Ejercicios Espirituales […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: